cucarachas

CUCARACHAS: La principal causa de alergias

La presencia de cucarachas en edificios habitados tiene consecuencias negativas para la salud humana.

Determinadas proteínas (alérgenos) que se hallan en los excrementos, saliva y cuerpo de estos insectos pueden causar reacciones alérgicas o desencadenar síntomas de asma, especialmente en niños. También son excelentes transportadores de una gran variedad de microbios patógenos, como la Salmonella.

Las cucarachas viven en una amplia gama de entornos en todo el mundo, preferentemente en ambientes templados, y muy comúnmente en edificios de ciudades densamente pobladas, donde la temperatura les es propicia y tienen fácil acceso a agua y alimentos. Estos insectos, principalmente nocturnos, pueden llegar a vivir hasta tres meses sin comida y un mes sin agua.
 
A los alérgenos que se encuentran en heces, saliva y cuerpo de los insectos, capaces de originar reacciones alérgicas o síntomas de asma.
 
La alergia a las cucarachas fue reportada por primera vez en 1943, al observarse que algunos pacientes desarrollaban erupciones en la piel inmediatamente después de estar en contacto con los insectos. Pruebas cutáneas de alergia se desarrollaron en 1959, confirmándose la alergia de los pacientes a las cucarachas y estudios posteriores han establecido claramente la capacidad de los alérgenos de estos insectos para actuar como desencadenantes de ataques agudos de asma.
 
Según datos del estudio National Cooperative Inner-City Asthma Study (NCICAS),realizado en ocho ciudades de EEUU, los niños con un test de alergia positivo para alérgenos a cucarachas y una alta exposición a estos en el dormitorio, son más propensos a tener sibilancias, faltar a clase, pasar noches sin dormir y realizar visitas al médico u hospitalizaciones por asma.
 
Aproximadamente del 23% al 60% de los residentes urbanos con asma son sensibles a los alérgenos de las cucarachas y este hecho no se limita a los niños. El estudio también halló que la alergia a las cucarachas se asocia con asma más grave entre los pacientes asmáticos de edad avanzada en la ciudad de Nueva York.
 
El asma es una enfermedad respiratoria crónica grave, que afecta directamente a la calidad de vida de casi 25 millones de estadounidenses, con una estimación de 7 millones de niños afectados.
 
Un reciente estudio demostró que su presencia en los edificios de departamentos causa más casos de alergia y asma que los ácaros o los epitelios de perros y gatos. “El estudio confirmó que los alérgenos de cucaracha son el principal contribuyente del asma infantil en los medios urbanos”, declaró el doctor Kenneth Olden, director del Inst. Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental, de los Estados Unidos.
 
Esa institución, junto con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, evaluó a más de 900 chicos de entre 5 y 11 años con síntomas de asma de moderados a severos. Los pequeños fueron sometidos a tests cutáneos que permitieron evaluar a qué sustancias eran alérgicos. “Los chicos cuyos test de alérgenos de cucaracha dieron positivo y se encontraban expuestos a estos alérgenos experimentaban un aumento significativo de los días con síntomas de asma”, comentó la doctora Rebecca Gruchalla, profesora de Medicina Interna de la Universidad de Texas, que participó del estudio cuyos resultados publicó el Journal of Allergy and Clinical Immunology.
 
El impacto de los alérgenos de cucaracha sobre el asma y las alergias en general no sólo es una cuestión de chicos. Como señaló el doctor Julio Félix Albónico, de la División Inmunidad y Alergia del Hospital de Clínica, “desde hace tiempo se considera que las cucarachas constituyen uno de los principales responsables del pool heterogéneo de alérgenos conocido como «polvillo ambiental»”.
 
Estudios realizados en nuestra división de alergia han demostrado que, en la ciudad de Buenos Aires, el 62% de las personas con manifestaciones alérgicas respiratorias presentan una hipersensibilidad a los antígenos de cucaracha. Lo mismo ocurre en el 54% de esos pacientes en la provincia de Buenos Aires, agregó el doctor Albónico, cuya tesis doctoral abordo los fenómenos alérgicos asociados a la cucaracha.
 
En aquellos cuadros de alergia o asma asociados a las cucarachas en los que es imposible erradicar del medio ambiente al responsable de las manifestaciones alérgicas, la inmunoterapia es un procedimiento válido y reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para mejorar la calidad de vida de los pacientes, concluyó el especialista.
 
Por eso, la principal recomendación para evitar que estos insectos causen enfermedad es tratar de reducir su presencia y su contacto con los alimentos.
 
                                                                                                                                                           
Cuidamos a tu familia
Cuidamos a tu familia
 
Al igual que usted, nos preocupa el bienestar de su familia y de su hogar. Ofrecemos un servicio integral con todos los beneficios en métodos de pago y los mejores resultados.
 
Consultas al 1530262545 o 45831724 –
 

Deja un comentario